UN VERANO RAROEnviado11 Sep 2015

Este ha sido definitivamente un verano raro. No sabría definir muy bien porqué, se ha ido volando,y cuando nos hemos querido dar cuenta había pasado.
No ha sido una sensación personal , a causa de la edad, que es lo más frecuente, más bien ha sido algo general. 
El verano comenzó con calor, mucho, sequía y un tiempo más propio de Levante que del norte de E.spaña. Eso nos descolocó a todos, hubo que quitar los edredones en julio y eso no es de recibo.
El pueblo, habitualmente tranquilo se llenó de turistas, de los de paso, y de los que van a pasar el día con sus cámaras a cuestas  con los niños  andando detrás y aspecto de aburridos.
Eso de ver tanta gente por la calle fue motivo de comentarios y preocupación: Mira que como esto siga así vamos a terminar como Santillana del Mar, ¡y eso si que no!. Ese era más o menos el tipo de frase que se escuchaba, claro que hay de todo, otros lo veían como una oportunidad  para la Villa.
Por  último, Josechu paso el Corocota a su hermano Jorge. Fue un cambio de estilo y de manera de hacer las cosas.
Echamos de menos a Josechu, más próximo en edad  a nosotros que su hermano Jorge, pero  el cambio ha renovado y rejuvenecido el local. 
Lo dicho un verano raro, y lo que es más grave, fugaz. Que el verano tome carrerilla y se nos escape debería estar prohibido. Todo el invierno esperando para  que  luego  nos desaparezca el tiempo. Tengo la sospecha de que hay alguien que se dedica a robarlo, a mi personalmente me faltan unos cuantos días.

Deja tu comentario